viernes, 24 de junio de 2016

Ojalá entendiera la poesía


Nunca he sido yo buena lectora de poesía por el simple hecho de que no estoy preparada para entenderla. Sin embargo, me atrae su aureola de emotividad intelectual, de romanticismo torturado.


Este breve compendio de poesías modernas y femeninas tiene un extra que a mí siempre me llama la atención, y es que viene ilustrada con retratos de ojos brillantes de gran viveza.

Ane y Elena han hecho tándem para crear este tesorito a doble mano. Por un lado, algunos dibujos sorprenden al salir de una página inesperada. Por descontado, aportan elegancia a unas poesías que, en distinto formato y longitud, palpitan de emoción rabiosa y reivindicación individualista.

Sobre todo, los poemas hablan de amor y de amar, de lo mucho que duele y cuánto libera, de su influencia, de vernos a nosotras mismas como somos y de viajar más allá de nuestras limitaciones impuestas por los perdigones de la vida. Lo transmite con frases retorcidas, con imaginería breve y creativa. Se notan los sentimientos arder a cada vuelta de hoja. Ahora mi librito parece un puercoespín con todas las tiras adhesivas que marcan frases que me han conmovido de un modo u otro.

El libro viene envuelto en un desplegable que encierra más bellas ilustraciones. Es realmente precioso. 

Me lo he leído sin pausa, pero creo que sirve a mejor uso cuando en cualquier momento te apetece abrir unas tapas sin necesidad de perderte tres horas en una trama compleja.

Leer 30 segundos de palabras profundas puede tener un efecto terapéutico y también despertador.

Os dejo aquí algunas frases para reflexionar.

Se te olvidó que enamorarse es recordar en otros brazos todas las razones por las que una debería quererse a sí misma.

Cuando nos ponen de frente, en vez de espejos vemos armas.

Decía que su alma era una biblioteca quemándose
y escupía combustible
y prendía a quien se acercaba.

Algún día entenderás
que sólo eres responsable de eso:
de cómo miras el mundo
y cómo dejas que él te mire.

  

CARTAS A NINGUNA PARTE
ANE SANTIAGO & ELENA PANCORBO
Tapa flexible con sobrecubierta
124 págs.
Poesía contemporánea
2016
Relación calidad/precio:
12 pellizcos / aceptable



Arrebatadores, ¿leéis poesía para sentir o para pensar?

Babel con ramalazos líricos, o satíricos, no sé muy bien :-D 


7 comentarios:

Ana Belén dijo...

Hola Babel!!!
Personalmente, a mí también me cuesta un montón leer poesía... Es un género que prácticamente no leo!! Pero tengo que decir que ha cambiado bastante... Ya no es la poesía que nos obligaban a leer en el instituto y que era escrita por autores de la generación del 27 y compañía... Es una poesía más difícil de entender!!! Y ahora te encuentras con libros como por ejemplo Siempre donde quieras de Diego Ojeda o Qué hacer cuando en la pantalla aparece The End de Paula Bonet... Libros cuya prosa es poética, intimista y es una delicia leer porque hablan de emociones, sentimientos pero de una manera que se entiende... Además de ir acompañados de unas imágenes increíbles!!!

Tinuwel dijo...

No te preocupes, yo tampoco entiendo la poesía demasiado... :S Debo ser muy básica y todas esas metáforas y significados ocultos soy incapaz de pillarlos... Esa es también la razón de que nunca adivine el asesino en las novelas de intriga xDDD

Espe dijo...

No soy mucho de poesía porque me pasa lo mismo que a ti, pero de vez en cuando está bien abrir un libro así y centrarte en algún poema.
Un beso y gracias por la reseña.

Clara Suárez dijo...

¡Buenas!

A mí la poesía me encanta, pero esta poesía moderna no me acaba de convencer. La generación del 98 y del 27, y algunos autores de mitad del siglo XX... Eso sí, pero estos poemarios recientes (no todos, ni muchísimo menos, pero muchos sí) que parecen estar compuestos por poemas de versos de dos palabras y mucho clic en el "enter"...
No es lo mío.

Pero me alegra que lo hayas disfrutado.

Besinos

Margari dijo...

Me gusta la poesía, pero sencillita, sin excesivas metáforas que me cueste entender. Y ésta creo que me gustaría, así que me la llevo.
Besotes!!!

Noe dijo...

Yo no soy una gran lectora de poesía porque no la entiendo, por lo menos la mayor parte de las veces, y estar leyendo porque si sin saber qué es es un poco tontería, así que prefiero dedicarme a otro tipo de libros que entren dentro de mis gustos y capacidades.
Un beso

Paseando entre páginas dijo...

No soy mucho de leer poesía, pero este libro eme está llamando la atención, tanto verlo por las redes. Me ha gustado mucho tu primera cita <3