jueves, 23 de junio de 2016

¿Lo dejarías todo por amor?


Qué preciosa historia me ha contado Jara Santamaría. Os animo a leerla y os aviso que es concisa y muy agridulce.

No esperéis un amor de Comieron perdices y Fueron felices. Es un episodio en la vida real de alguien, o así se siente. Como si fuera una chica normal que se va de beca estudiantil a Londres y allí conoce una libertad que la cambia tanto como el joven checo del que no puede despegarse.



Suena a Madrileños por el mundo, a gesta romántica que bien merece un final mejor que la Dama de las camelias. No sé si el final de esta obrita preciosa y reflexiva es el que todas somos capaces de aceptar, pero me ha conmovido el paseo por los sentimientos de esta veinteañera a la que la autora ha dotado de una voz con la que cualquiera, a cualquier edad, puede sentirse afín.

¿Quién no ha experimentado por primera vez el mundo adulto, el despertar del corazón, el futuro incierto y las expectativas redefinidas?

Se desarrolla en capítulos que alternan la primera estancia en la capital británica con el salto de fe que ejerce Naira porque Jarek le pide que vivan juntos una segunda oportunidad. Entre el pasado y el presente, se teje con ligereza pero profundidad emocional que acabó dándome mucha pena, pero también ese toque de diversión y esperanza que nunca debemos perder.

Es una historia sobre buscarse a una misma cuando no hay otra pasión en la vida que el amor y el desamor. La alienante soledad de un Londres plagado de recuerdos que contrastan con la ausencia cada vez más patente de uno de los protagonistas de aquellas vivencias.

Posee una belleza agridulce, lo reitero, de esas que enganchan por su sencillez que penetra la piel hasta los rincones más sutiles del alma, a la que despiertan porque se reconoce en lo que lee, tanto en lo más bonito como en lo más melancólico.

Porque sí, la novela es triste, no de tragedias y muerte a corazón abierto, sino de inevitabilidad, de esa realidad que nos persigue mientras pensamos en los sueños que deseamos cumplir, mientras se rompen contra las verdades que nacen en su lugar, a veces igual de buenas, pero muy, muy distintas. 

Eso le pasa a Naira y el amor de Erasmus tras el cual corre sin red ni escudo, con una valentía que espera lo imposible.

¿Os imagináis dejar el país, el hogar y la razón para probar suerte en Londres en nombre del chico que os hace suspirar? 



LONDRES DESPUÉS DE TI
JARA SANTAMARÍA
Tapa flexible con solapas
230 págs.
Juvenil contemporáneo
2016
Relación calidad/precio:
16 pellizcos / vale la pena



Al final te das cuenta de que el amor es una cuestión geográfica. Si no compartes las mismas coordenadas que tu viajero del alma, acabas más solo que el peñón de Gibraltar.

Babel es poco trotamundos.

5 comentarios:

Bemelë 32 dijo...

Me tengo que hacer fan de la última frase que has puesto porque es maravillosa jajajajajaja La verdad es que he leído de todo respecto a esta novela y no se muy bien que esperarme. Quiero darle una oportunidad pero quizás cuando haya pasado más tiempo para poder disfrutarla mejor ^-^


¡SE MUUY FELIIIIIIIIIIIIIIIIZ! :):)

Nedyah dijo...

¡Hola!
Me encantan los montajes de fotos que haces :) He leído un poco de todo de esta novela, sobre todo que no se profundiza bien en los sentimientos y en los personajes y queda un poco plana en ese aspecto, pero de todas formas tengo muchas ganas de ponerme con ella.

¡Un beso!

Emma Buffei dijo...

Mmmmm... Habrá que darle una oportunidad

Noe dijo...

Yo no me acabo de animar con este libro, ya he visto varias reseñas y creo que simplemente la historia no me llama, o tal vez no esté con el ánimo apropiado.
Un beso

Margari dijo...

No termina de llamarme la atención pero me alegra ver que lo has disfrutado.
Besotes!!!