martes, 19 de enero de 2016

Quiero adoptar un pato... o tres


Qué pena me da acabar la historia de Melissa y su novio de las mil capas psicológicas. Nunca un pato ha tenido tanta presencia en mi vida...



En equilibrio entre romántica y dramática, la trilogía de los patos culmina en Secretos de placer. Comienza con Melissa inmersa en el optimismo y un sinfín de planes para el futuro. Me ha gustado zambullirme en su círculo de amigos y familiares, con sus cenas y chismorreos divertidos. Aunque a la chica y compañía le duran poco las alegrías. Pronto le acosan fantasmas del pasado de su novio y, poseída por las dudas, le carcomen todos los secretos que saltan sin cesar a su alrededor, amargando cada momento de felicidad.

Y esos secretos traen unas escenas cargadas de tensión.

De repente, surge un personaje nuevo que trastoca la situación ya de por sí precaria entre Melissa y su alma gemela. En mi opinión, ejerce un magnetismo inquietante. Sé que el "novio" es super romántico y apasionado, a pesar de sus brotes emocionales que hay que sufrir tanto como compadecer. Sin embargo, me asaltaban las ganas de que Elena Montagud escribiese una historia centrada en este personaje nuevo a partir de los acontecimientos narrados en esta tercera novela. Claro que no sé yo si es posible redimir a este pedazo de criatura.

A medida que leía, me parecía todo una locura. Melisssa se debate entre vaivenes de amor eufórico y arrebatos de curiosidad malsana, y a mí me ha arrastrado por el camino de la amargura... pero también de la obsesión. Porque, sinceramente, he estado obsesionada con la historia de los patos desde hace meses. Esta conclusión a la trilogía es una sucesión de auténticos delirios, profundamente perturbadora aunque sea romántica y divertida también.

Parece una paradoja. Extraña combinación, lo sé, pero estas novelas han sido sorprendentes de principio a fin. A pesar del hilo conductor que las unía, cada una ha creado una trama impredecible llena de pasión, drama y emociones salvajes. Aunque a veces me ha parecido que los personajes hablaban de forma quizás demasiado grandilocuente(o demasiado como en cierta ocasión que Melissa sufre un calvario y aún así tiene ganas de parlotear como en una ponencia), esta obra al cubo de la señorita Elena Montagud supone para mí una de mis mejores lecturas del género.

Rompe expectativas, combina la relación desenfadada de un grupo de amigos con situaciones desgarradoras. Te hace sentir como en casa con tu panda de amistades para, al minuto siguiente, arrojarte a un abismo de terrible oscuridad. He querido achuchar a Aarón para luego golpearlo por tontorrón. Me he angustiado con Melissa por su curiosidad enfermiza, aunque yo misma le espoleaba para ir más allá.

No lo había mencionado antes en las reseñas de los dos primeros libros, pero me han encantado las numerosas referencias musicales. Aparecen extractos de canciones tanto en inglés como en español y me ha gustado la asociación con las emociones del momento. Si os gustan los romances desbocados y originales con toques de pasión, venga, a leer.

Mis opiniones de Trazos de placer (1) y Palabras de placer (2)

Citas favoritas:

Hasta que llegaste era un alma escondida en la oscuridad.

Tengo aquí su recuerdo guardado con cadenas.

Entro, sintiéndome como Caperucita en las fauces del lobo.

No quiero que la felicidad de la mujer que amor se rompa por mí.

Ninguna mujer puede serlo cuando la despojan de su alma. 

La victoria surge de cada uno de nosotros, a pesar de que esperamos que nos la otorguen los demás.

  

SECRETOS DE PLACER
ELENA MONTAGUD
3 de 3
Tapa flexible con solapas
455 págs.
Romance dramático/erótico
2015
Relación calidad/precio:
16 pellizcos
Muy válido



Sí, una historia en tres actos que me ha hecho fanática de una autora nacional. Ahora, sólo me falta conocerla en persona. Le voy a pedir unas cuantas explicaciones, digo, un autógrafo...

Babel sin un pato a la vista.

4 comentarios:

.:PaTrY:. dijo...

Pinta bien esta trilogía =)

Besos guapi!

Espe dijo...

Tengo el primero pero no quiero leerlo hasta que no consiga los tres jeje
Un beso y gracias por la reseña.

Elena Montagud dijo...

Y ahora yo qué hago, después de estas fantásticas reseñas que me has otorgado... Porque, de verdad, me siento profundamente halagada de que me hayas leído y de haber despertado en ti todo lo que has dicho y de lo bien que has captado lo que quería transmitir con cada una de las novelas.

Gracias por convertirte en una soñadora y en una patita. ¡De verdad, no tengo palabras de agradecimiento!

Karou Hope dijo...

¡Hola!
Con el pato me atrapó, en serio jajaja. Me lo apuntaré:D
¡Besos!