lunes, 22 de abril de 2013

Sigo bajo la sombrilla de la señorita Tarabotti



Poquito a poco, esta saga de humor steampunk y yo vamos conociéndonos. Aproveché a organizar una lectura conjunta en inglés con la tercera entrega de El protectorado de la sombrilla, compuesta por cinco libros y escrita por Gail Carriger. En esta aventura made in English, se unieron a mí unos valientes en el idioma de Shakespeare: Aliny ha leído Die For Me, parte de una trilogía romántica paranormal que yo estoy leyendo también. Godor se animó con un clásico gótico, The Black Cat, y Lecturópata ha desafiado al mismísmo Sherlock Holmes. Thank you, guys!


La señorita Tarabotti se halla en un brete que no esperaba ni en sus sueños más descabellados. Siento tan práctica y lógica, se halla inmersa en una marea emocional que la desconcierta. Enfadadísima con una persona muy allegada a ella (culpable de todo ese exceso emotivo), Alexia sufre intentos de asesinato, el acoso de engendros mecánicos y la insoportable decadencia de un país que prefiere, los hados nos libren, el café al té.

En esta tercera entrega, tan hilarante y creativa como viene siendo habitual en las aventuras de esta damisela sin par, vamos a traspasar las fronteras de Inglaterra. Acompaña a Alexia su ahora inseparable amiga Madame Lefoux, tan caballerosa como sólo puede serlo una mujer francesa que le hace ascos a la vestimenta femenina. Nuevos secretos en torno a la misteriosa figura del padre de Alexia empiezan a revolotear alrededor de su vida, ya de por sí alterada por las dramáticas circunstancias con que concluyó el segundo libro. Un cliffhanger del que no pienso divulgar ni una vocal porque a mí me dejó con el corazón desbocado.

Además, entre conspiraciones y escándalos familiares, entra en el juego sobrenatural una pieza muy intrigante: los templarios. La versión que aquí nos encontramos es una mezcla de rigor histórico y parodia muy al estilo Gail Carriger. Persecuciones, acción, revuelos entre licántropos y vampiros, donde un Lord Maccon irreprimiblemente humorístico y una señorita Tarabotti cambiada por las circunstancias se enredan en una trama menos elaborada que en la secuela anterior, pero mucho más personal e íntima. Y se hacen muchos avances en la comprensión, o al menos investigación casi arqueológica, del alma de los preternaturales y de los orígenes de Alexia.

Me ha gustado que el profesor Lyall, segundo al mando de Lord Maccon, cobre mayor protagonismo. Me encanta este flemático y razonable hombre que mantiene unidos todos los hilos de la telaraña política, asumiendo prerrogativas que el pobre Lord Maccon se haya indispuesto para afrontar. La razón tendréis que averiguarla sin falta por vuestra cuenta. Y es que el dramón que se vive en cierto nido de amor es digno de un serial de TV, como mínimo, de la BBC.

Cachivaches esperpénticos, desventuras cada vez más estrambóticas, una obsesión magnífica por la divinidad del té y la soberbia tan sarcástica de la señorita Tarabotti que alcanza cotas tan insospechadas como el misterio que vamos a desenrollar en esta tercera entrega. Chapeau!

Ni qué decir tiene que aquí hay amplias oportunidades para hallar a cualquiera degustando té, así que aquí va mi sección A Cup of Tea con Libros:

She was on her third piece of toast and her fourth pot of tea, entertaining herself by glaring at some young lady or another simply to evaluate the color of the blush that resulted. pág 46
"Should I get out the brandy? You look as you might need a bit of a pick-me-up, my dear."
"Oh, no thank you. Tea would be perfectly suitable." In truth, Alexia thought tea a brilliant idea.  pág. 81
The footman carried a nice cup of hot tea with milk and a dish of raw fish with chopped mint on top. pág 162

Al mismo tiempo estoy muy adelantada en el reto Ciudad Literaria, en el que busco una ciudad por mis lecturas, en este caso es Londres. Si os gusta la idea, podéis apuntaros.

I recommend we quit London immediately. Perhaps for a European tour? pág 12
Lord Akeldama's house was located in one of the most fashionable parts of London. pág. 17




BLAMELESS
Gail Carriger
Orbit Books
Tapa flexible sin solapas
384 págs.
Steampunk
2010
Relación calidad/precio:
Me costó unas 9 libras en librería
No me arrepiento


Blameless o Sin culpa está totalmente recomendada si quieres divertirte, si te gustan los mecanismos medio mágicos medio científicos del género steampunk y si quieres ver a seres sobrenaturales bajo una lente de un color único.

¿Ya os habéis animado?





con una taza de té en la mano. Siempre.

9 comentarios:

Espe dijo...

Que chulo *O* que ganitas de leerlo.
Un beso

Dama sombría dijo...

Yo quiero un traje como el de la portada , que lo disfrutes.

Besos

Dama sombría dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dama sombría dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Godor dijo...

Me encantaría tener tu nivel de lectura en inglés. No quiero dejar lo que he empezado, cuando acabe la lectura conjunta de La felicidad es un té contigo quiero seguir leyendo en inglés, Pero no se si hacerlo con otro clásico o algo más actual. Ya me lo pensaré. Buena estrada.
Un saludo.

Elisabet dijo...

Holaa^^
Yo todavía no tengo nivel para leer algo así en inglés xDD Pero si lo llego a conseguir, ni lo dudo! ;)
Besitos :D!

Esciam dijo...

Hola!

Nunca he leído algo de steampunk, pero la idea de conjugar la tecnología con la magia desde hace un tiempo me obsesiona y, junto a eso tener acción, romance y comedia parece un cóctel justo para el entretenimiento!!!
Lástima que está en inglés y que hace mucho no puedo leer como deseara.
Saludos!

Nina dijo...

No termine el primero y dudo que siga la serie >_<

MyuMyu dijo...

Esta saga tiene una pinta excelente. Creo que yo también me la pillaría en inglés :)
¡Besos!