lunes, 1 de abril de 2013

Naturaleza Salvaje: islas tropicales y misterios


Con una cubierta ligeramente siniestra y una edición compacta, NATURALEZA SALVAJE, de Megan Shepherd, vino caída del cielo. Llevaba tiempo prendada de ella desde que la conocí por su título original, The Madman's Daughter. Increíblemente, Molino la ha traído para mi placer y con la misma portada que me fascinaba.

La autora creció en una librería, encantada al estar rodeada de libros gratis, aunque  nunca se planteó la carrera de escritora. Estudió idiomas, entre ellos el español, que demostró con gracia en el vídeo grabado para la reunión de Molino. Estuvo viviendo dos años en Senegal, en una cabaña sin luz eléctrica ni agua corriente. Una experiencia que estoy segura le ayudó a retratar vívidamente la ambientación en la isla donde Juliet, la protagonista del libro, viaja en busca de respuestas.


Tras la muerte de su padre, envuelta en el escándalo, Juliet ha crecido desprovista de respeto y amor. Su madre pronto murió en dudosas circunstancias, abocándola a una vida de servidumbre expuesta al hambre, al aislamiento social y a los abusos de mala gente. No es de extrañar que cuando se reencuentra con alguien de su pasado, alguien que es un nexo con quien ella había sido (además de haberse convertido en un chicarrón de muy buen ver), Juliet se sienta irremediablemente atraída. Enseguida siente la necesidad de ser reconfortada, de sentir un contacto físico y emocional que la arrope después de tanta privación.

Quizás él se sintiera tan ansioso como yo de recuperar aquella conexión que teníamos antaño, de recuperar aunque solo fuera parte de aquel cuento de hadas. pág. 74

La caída en desgracia del doctor Moreau está sumida en el misterio y en terribles rumores, pero Judit debe averiguar la verdad. Debe comprender si las malas lenguas tenían razón sobre sus experimentos o sólo eran habladurías que condenaron a su familia al ostracismo injustamente. Tiene que recuperar su vida, decidir su futuro. Así que se embarca en una aventura sin retorno que la conducirá, a través del mar y de sus dudas, hacia una isla en mitad del Pacífico.

Dentro del ámbito juvenil en el que se encuadra, la novela denota brusquedad y crudeza. Sin ser soez, no se corta en utilizar un par de términos vulgares (más, considerando la época en la que se desarrolla, siglo XIX). Se refiere a menudo a temas muy delicados como la prostitución, la vivisección de animales o la lascivia hacia menores. Siendo la ambientación una de sus bazas fuertes, he echado en falta una clara descripción al comienzo de la novela que emplazara la época victoriana en Londres. Cuanto sucede podría estar pasando en cualquier lugar y prácticamente en nuestro tiempo.

A partir de su decisión de embarcarse rumbo a la isla, tanto la travesía en barco como todas las vivencias en la isla supuran realismo en la ambientación. Me ha gustado muchísimo. Se respira la amenaza en todo momento. Eso es vital para esta historia gótica basada en una novela de H. G. Wells, La isla del doctor Moreau. Una pista terriblemente tentadora. En cuanto a los personajes, estoy conforme. Es patente la vulnerabilidad de Juliet, ha sufrido muchos avatares  y ha tenido que depender de sí misma, lo cual ha afilado su sentido de la supervivencia. Ese aspecto se pondrá a prueba una y otra vez durante su enfrentamiento con los elementos, la naturaleza y su pasado en esta isla misteriosa. Demuestra una gran fortaleza de espíritu aunque busque eliminar sus dudas y una tabla de salvación que le elude constantemente. Se arriesga, es tenaz y persigue sus metas.

Se las va a ver con tres tíos: sí, uno de ellos es su papi, a quien no sabe si querer, odiar o darle una paliza directamente. Después, va a zozobrar entre dos vértices del triángulo amoroso más tórrido que he visto, de momento, en una novela juvenil. A esta chica le ha faltado mucho cariño. Se le nota cuando se derrite con Montgomery, el chicarrón de su niñez, y luego con Edward, el náufrago. Otra de las muestras de la dualidad que predica la novela. La civilización, el instinto; la luz, la oscuridad; los lastres del pasado, la liberación del futuro. Además, cada chico apela a una parte distinta del espíritu de Juliet. Eso es comprensible y le va a producir más de un quebradero de cabeza. (Yo tampoco sabía a quién elegir).

He disfrutado plenamente con esta gran aventura. Salvo el comienzo, el resto de las escenas son descriptivas y ricas en detalle. La selva, los habitantes, sus objetivos y creencias, las motivaciones. En todo momento se percibe amenaza y misterio. Tanto los sucesos que se avecinan como las actitudes de los personajes están cargados de promesas funestas. La dualidad de Juliet es otro incentivo: era una dama, pero cierto salvajismo ha hecho presa en ella dada su condición de huérfana. ¿Dónde desembocará?

El segundo volumen de la trilogía, con el que estoy emocionadísima, estará basado en otro clásico de armas tomar: El extraño caso del doctor Jeckyll y Mr. Hyde, de Robert Louis Stevenson.



NATURALEZA SALVAJE
Megan Shepherd
Tapa flexible
con solapas
425 págs.
Aventura gótica
2013
Título original:
The Madman's Daughter
Relación calidad/precio:
17 pellizcos
¡A por él!



Quien haya leído o conozca la trama de La isla del doctor Moreau, ya sabe los peligros que aguardan en ese paraíso del revés. Vale la pena revisitarlo. Si no lo sabes, descúbrelo en Naturaleza Salvaje. Te encogerá el corazón de la mejor manera.



quitándose el salitre de la piel.

14 comentarios:

Angie Sonríe dijo...

Me llamaba desde que lo vi por primera vez, por lo visto tiene que caer en mis manos pronto *o*
Besitos y gracias por la reseña ^-^

Anita dijo...

Es la primera reseña que leo sobre el libro y si ya me llamaba antes ahora aun mas :)
Saludos!

Mrs Brightside dijo...

Me encantó tu reseña y me dejó aún con más ganas de leerlo. No sabía que era tan siniestro, eso hace que me llame todavía más :3

Besotes ^^

Elisabet dijo...

Holaa^^
wow! Fuerte cambio el del blog! Me encanta, parece muy profesional :)
Sobre el libro, he leído poquitas reseñas, y no he llegado a formarme una opinión. aunque me ha agradado que este triángulo amoroso que aparece parezca más consistente que lo que se ve ultimamente en juvenil. Eso de que no sepas ni con cual quedarte... xD
También me gusta lo de la ambientación :)
Besitos :D!

Godor dijo...

El año pasado ley La isla del doctor Moreau, así que me pensaré lo de este libro.
Un saludo.

Koneko-chan dijo...

OMG!!! me traga la tierra un mes y cuando vuelvo me encuentro con este pedazo blog, está precioso... ¿me habré equivocado de sitio?, fue lo primero que pensé, jajaja.
Hola cielo, de nuevo por aquí, lo de los seguros nada, ahora toca ponerme al día.
A este libro como bien sabes ganitas le tengo y por lo que veo, como buena bióloga que soy, este viaje a la selva y al misterio de la naturaleza me va a encandilar.
Un besote post-semana santa infernal, jajaja.

laurita dijo...

Tiene buena pinta. gracias por la reseña^^

crisis.91 dijo...

Pues a mi no me llamaba y has logrado que lo haga! si puedo lo leeré.. el si puedo es que tengo mucho pendiente y una wishlist de agarrate fuerte XD

un besin

Sheila Navarro Robles dijo...

Me llama muchísimo la atención ^^
Y después de leer tu reseña, más aún.
¡Un besote guapa!

Nedyah dijo...

No había oído hablar de esta novela, pero me la apunto porque todo lo que has dicho en la reseña me ha llamado mucho la atención.

¡Un beso!

Luz dijo...

Me llama bastante el libro ^^

Por cierto, muchas felicidades Babel. Te ha quedado muy bien el blog, limpio, ordenado, profesional...

Un beso grande!!

Arila dijo...

Qué curioso lo que has contado de la autora al principio de la reseña, lo de la cabaña de Senegal :o
A este libro le tengo muchas muchas ganas, tiene una pinta estupenda.
Un beso =)

Freyja Valkyria dijo...

Hola hermosa!!!!

Ya estoy de vuelta, más o menos jajajaja El ordenador parece que vuelve a estar en marcha, pero no me fio mucho XD

Que PINTAZA tiene este libro, ¡¡lo quiero!! *_* Me has puesto los dientes larguisimos, ya te vale, que este mes estoy mu pobre jajajaja

Un besote!!

Margy dijo...

Hola.
Tu reseña como siempre, perfecta. Me apunto el libro, pinta genial *.*
¡Besitos!